Rotulación

Rotulacion    

Rotulación de Vehículos.

Para nosotros la opción publicitaria más económica y eficiente en cuanto a amortización del capital invertido. Una opción de publicidad que no deja de moverse y es continua, está visible a los posibles clientes, su movilidad hace esta opción más atrayente e impactante ante los futuros clientes en comparación con las vallas publicitarias (no dejan de estar fijas, pocas personas se fijan en ellas y solo llega a un número de personas que diariamente puedan circular ante ellas), Flyers y Díptricos (en ocasiones no llegan al número deseado de posibles clientes) etc...

Qué es la Rotulación de Vehículos.

La rotulación de vehículos es uno de los servicios más solicitados, por los grandes beneficios que ofrece a empresas y marcas. El principal: una presencia continuada y móvil, que aporta una gran visibilidad y un impacto muy directo. Hoy en día se puede rotular todo tipo de vehículos con un amplio abanico de opciones y un excelente resultado, por eso es tan habitual la rotulación de flotas completas, ya sean coches, furgonetas o camiones.

En cuanto al método, la rotulación para vehículos se puede realizar mediante vinilo cortado –también llamado vinilo de corte- o vinilo impreso digitalmente. El rótulo de vinilo cortado es el sistema más tradicional, muy adecuado para logotipos y mensajes informativos. Presenta unos buenos resultados de adherencia y duración, con la limitación de que se pueden llevar a cabo diseños realizados a base de dibujos, letras o trazados. Frente a esto, el rótulo de vinilo impreso es la “imagen total”: se puede imprimir digitalmente todo tipo de fotografías y diseños publicitarios con una alta calidad de definición y un resultado muy espectacular. En los cristales, se puede utilizar el rótulo de vinilo microperforado, que permite darle al exterior todo el diseño y el color que se desee, conservando la máxima visibilidad desde el interior. Otra opción son los cristales tintados con vinilo de protección solar, que cumplen una función climatizadora y permiten aislar el interior de la luz y el calor, aportando un mayor confort.

Respecto a la aplicación, hay múltiples opciones: desde una rotulación integral del vehículo hasta una rotulación parcial en la parte trasera o delantera, rotular las puertas, solamente los laterales…

El proceso de rotulación de vehículos comienza a partir del diseño elaborado por el departamento de diseño del cliente, con el que colaboramos estrechamente a la hora de seleccionar el método y el tipo de materiales. Con la ficha técnica definida, producimos los vinilos necesarios en nuestras instalaciones. Posteriormente, se realiza la preparación del vehículo; cuando está debidamente preparado se aplican los vinilos y después se procede con el acabado final.

Se trata de un trabajo que requiere de mucha especialización y mucho detalle, ya que el buen resultado va a depender de llevar adelante de forma adecuada las distintas fases del proceso. Hay que tener en cuenta que para adaptar los distintos materiales a las formas curvas del vehículo hay que conocer muy bien su comportamiento, así como las distintas técnicas para darle la flexibilidad, la dilatación y la adherencia  precisas.